Rusia está negociando con el gobierno sirio más bases militares en el país, además de la base aérea de Hmeimim, y del puerto de Tartus, que ya de por sí habían ampliado y reforzado a lo largo de estos años. La pregunta que nos puede surgir es, ¿cómo Rusia consigue aumentar su presencia en Siria?