Blog sobre análisis de conflictos

El efecto de la pseudo-PMC Wagner en Erdogán

En la pasada reunión entre Erdogán y Vladimir Putin, y que dio lugar al alto el fuego en Idlib, el líder turco hizo otra vez mención a los mercenarios rusos de Wagner. Esta reunión, no solo sirvió para desescalar en Siria, sino también para intentarlo en Libia, donde ambos países apoyan a bandos opuestos.

La presencia de contratistas rusos en Libia es anterior a la de Wagner, como cuando se desplegó la compañía privada de seguridad (PSC por sus siglas en inglés) RSB Group. Podemos decir de ella que poco tiene que ver con Wagner, y que sería una PSC como cualquier otra de occidente, y tanto es así, que fue contra una compañía británica, a comienzos de 2017, contra la que tuvo que competir para llevarse el contrato con la Libyan Cement Company para el desminado del terreno en una de sus instalaciones en Bengasi. Pero no es una PSC como ésta la que tiene un gran impacto operacional en Libia y que pudiera preocupar a Turquía, sino Wagner, la cual no podríamos denominarla ni como PSC o PMC, sino como lo que algunos han denominado como el «ejército de bolsillo/privado/en la sombra» de Putin. El impacto ha sido tal, que incluso ha impulsado a Turquía a mandar a miles de miembros del SNA desde Siria hasta Trípoli, entre ellos, numerosos yihadistas, además de pedir que se retirara Wagner de Libia varias veces. Por cierto, esta división de fuerzas, enviando a milicianos experimentados a combatir en otro frente, debilitó el sirio, y pudo tener algo que ver con la victoria de las fuerzas progubernamentales sirias en Idlib.

Contratistas de RSB desminando en Libia.

A finales de diciembre de 2019, el presidente turco, Erdogan, dijo que 2 mil mercenarios de Wagner estaban en Libia. Se preguntaba porqué estaban estos allí, y qué hacían junto con otros 5000 sudaneses. Más allá de los números, que pueden haber sido inflados, el hecho es que recientemente sus esfuerzos en las negociaciones con Putin han ido en esa dirección.

Sin embargo, resulta llamativo la menor relevancia que parece haber tenido para Turquía el importante apoyo logístico, que según una investigación, dio Rusia al LNA, reparando numeroso material:

  • 100 carros T-55, 35 T-62 y 10 T-72
  • 77 vehículos de combate de infantería BMP-1
  • 210 vehículos blindados de transporte BTR-60
  • 21 vehículos de recuperación blindados BREM
  • 41 vehículos blindados de reconocimiento BRDM-2
  • 10 vehículos blindados MTLB
  • 20 obuses autopropulsados 2S1
  • 6 lanzacohetes múltiples BM-21
  • 1 obús autopropulsado 2S3

El CIT ha hecho una labor fantástica identificando a algunos operativos de Wagner.

Entonce, ¿por qué esta importancia de Wagner en estas negociaciones, cuando su número se estima en solo medio millar? Varios pueden ser los motivos:

Dañar a la imagen de Rusia, vinculando al país con los mercenarios, un elemento rechazado por la comunidad internacional. Sin embargo, esto no tiene mucha lógica cuando la propia Turquía quería aprobar una ley para tener mercenarios similares a los de Wagner. A esto hay que sumarle el envío de numerosos mercenarios del SNA a Libia. Sería comprensible que Turquía, para responder ante Wagner, viéndose obligada a enviar a mercenarios, tuviera que hacer pública esa acusación para justificarse.

Relacionado con lo anterior, es que una retirada de Wagner de Libia podría hacer que Turquía no desvíe fuerzas de milicianos experimentados al norte de África. Como dijimos, esto pudo tener un impacto en el frente sirio.

Por último, probablemente lo que más haya presionado a Turquía es el alto impacto operacional de Wagner. Muchos de estos mercenarios son ex militares rusos, con experiencia en combate en Siria y Ucrania, con un gran número de ex Spetsnaz, paracaidistas, infantería naval y demás unidades de buena calidad. Como algunos testimonios de miembros del GNA, (no puedo poner el enlace a la fuente porque no la encuentro. Si tienen ustedes el enlace, agradecería que me lo pasaran) que decían que la forma de operar de Wagner estaba muy por encima del nivel del LNA, y que no habían visto moverse así nunca a ningún rival o propio. También el uso de personal especializado como snipers, u operadores de artillería guiada por láser Krasnopol, o la copia china GP-1 de la cual se ha utilizado en Libia, y dónde los hombres de Wagner podrían actuar con eficacia, ya que hay numeroso personal ruso con experiencia en este sistema. En general, una profesionalidad que no se puede compensar por mucha experiencia en combate que tengan los miembros del GNA o SNA, que no dejan de ser amateurs en lo relacionado con la guerra. En el siguiente vídeo pueden ver a operativos de Wagner grabados en Trípoli, y geolocalizados:

Otra de las capacidades críticas que aportan al LNA estos mercenarios es el de la defensa aérea. Según el general Harrigian del AFRICOM, son mercenarios rusos los que operan los Pantsir S1 basados en camiones MAN. Estos han sido clave en la destrucción de numerosos UAV, desde los TB2 a un MQ-9 en noviembre del año pasado.

Se han mencionado bajas entre sus miembros, como si de un fracaso se tratara, o porque carecen de un despliegue de las fuerzas del ejército ruso como en Siria. Esto carece de sentido. En Siria o Ucrania, Wagner ha tenido un índice de bajas grande, ya que suelen ser utilizados como carne de cañón. Es cierto que en Siria no tienen que temer del ataque de drones como los Bayraktar-TB2 en Libia, pero aún así, las bajas son algo normal en este tipo de tropas prescindibles.

También una supuesta derrota, al replegarse las tropas de Wagner del frente en enero de este año, y que parece más bien explicarse por el alto el fuego acordado entre Rusia y Turquía el 8 de ese mes. La cifra de miembros de Wagner que estimaba el GNA era de 500, o a lo sumo entre entre 600 y 800, bastante lejos de la citada por Erdogán.

Por último, mencionar la presencia de otras dos PMSCs rusas sobre el terreno según algunas fuentes. Por un lado MSG, la matriz de Slavonic Corps, la antecesora de Wagner, y Schit. Sobre todo, en el caso de MSG, posiblemente esté realizando labores de entrenamiento más que de combate, para lo cual ya estaría Wagner.

Para profundizar más en el asunto del mercenariado en Rusia, pueden leer este artículo que escribí para la Revista Ejércitos:

Mercenarios Rusos

Anterior

Los BRDM-2 de los mercenarios de Wagner

Siguiente

Los Estados de la Tregua y el Imperialismo inglés

1 comentario

  1. Dani

    No hay más que ver los vídeos que cuelgan en internet para ver que las tropas árabes tanto en Siria como en Libia (o Iraq) carecen de profesionalidad. Y es ahí donde un pequeño grupo de tropas de élite pueden marcar la diferencia.
    Sobre la cantidad de material reparado, daría como para armar una pequeña división mecanizada, aunque parece que en Libia operan en unidades más pequeñas, a penas llegando al nivel brigada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén