La Guerra entre Rusia y Georgia en 2008 fue un completo éxito para las armas rusas frente a las georgianas, pero esta victoria tuvo dos caras. Una cara A bien clara, la del éxito, lograda por una superior estrategia y número, que les hizo derrotar a Georgia en tan solo cinco días. La cara B, un enorme número de carencias en cuanto a organización, mando y control, equipamiento, táctica, etc. Tal fue el peso de esta cara B, que propició la mayor reforma militar de la historia rusa desde 1918. Analizaremos esta cara B.

Leer más