La fuerza de la imagen en los ataques con drones FPV (First Person View) en la Guerra de Ucrania contrasta significativamente con la ausencia de imágenes en los ataques con artillería. A lo sumo, podemos ver los efectos de la artilleria cuando hay un drone monitorizando los ataues. Las imágenes de drones FPV ofrecen una perspectiva inmersiva y directa del campo de batalla que no ofrece casi ningún otro sistema de armas. Estas imágenes pueden tener un impacto psicológico más fuerte en el público, ya que proporcionan una visión cercana y detallada del objetivo y del impacto del ataque.

Las imágenes de drones, por tanto, no solo documentan la propia guerra, sino que también influyen poderosamente en la narrativa y la percepción del conflicto. Hablamos, entonces, de un arma de doble filo, que tiene efectos en el dominio terrestre, y en el de la información. ¿Qué impacto tiene en el dominio de la información? Voy a tratar sobre los sesgos que pueden causar, y que están causando en la Guerra de Ucrania.

Sesgos relacionados con los drones FPV en la Guerra de Ucrania

  • Sesgo de Visibilidad. La constante visualización de ataques con drones FPV puede llevar a sobreestimar su importancia y efectividad en comparación con la artillería, cuyos efectos suelen ser menos visibles mediáticamente. Incluso por muchos datos que se ofrecieran, o declaraciones sobre la preponderancia de la artillería, la inundación de las redes sociales de soldados y carros destruidos por drones FPV, se impone.
  • Sesgo Narrativo. Las imágenes de drones ofrecen una narrativa más atractiva, de una nueva guerra en la que los drones son casi los únicos protaginistas. Una guerra del mañana ya instalada en Ucrania. Todo esto en lugar de una evaluación objetiva de la efectividad militar de los propios drones y otros sistemas de armas.
  • Sesgo de Disponibilidad. La facilidad de acceso a imágenes de drones hace que estos ataques sean más recordados y considerados como más comunes o decisivos que otros tipos de ataques sin cobertura visual similar. Esto se ve agravado por influencers que se documentan tan solo a través de vídeos de canales de Telegram o Twitter. La falta de lectura de informes, análisis o testimonios del campo de batalla, refuerza este sesgo.
  • Sesgo de Confirmación. Si las imágenes disponibles refuerzan las creencias preexistentes sobre la efectividad de los drones en comparación con otras armas, se puede descuidar información que muestre una realidad operativa más compleja y matizada.
  • Sesgo de Impacto. Sin imágenes que documenten la devastación causada por la artillería, puede subestimarse su impacto en comparación con los ataques de drones, que se visualizan y comparten ampliamente. Algo así ocurrió al comienzo de la Guerra de Ucrania, cuando influencers neófitos en temas de Defensa, tras visualizar multitud de vídeos de material destruido con armamento contracarro, creyeron que fue el causante de la victoria inicial de Ucrania, cuando en realidad fue la artillería.

Conclusión

Estos sesgos han influido muchísimo en la opinión pública, en la percepción de la propia guerra. Es muy importante tener en cuenta estos sesgos al analizar sobre conflictos armados, para asegurarse una comprensión lo más completa y equilibrada posible de las operaciones en el campo de batalla. No hay que dejarse llevar por la fuerza de la imagen, ni por los que han encontrado en la gran cantidad de imágenes, una fuente inagotable para su propaganda.


Descubre más desde Analizando Conflictos

Subscribe to get the latest posts sent to your email.

Deja un comentario