A mediados de este mes de junio se mostró un equipo de Guerra Electrónica de un T-90M ruso capturado por los ucranianos. Gracias a los detalles de las imágenes se pudo ver el modelo concreto del equipo, por lo que con una leve búsqueda, se pudo encontrar bastante información. Este artículo se centra en analizar las capacidades y características de este equipo.

Descripción del Sistema

El equipo en cuestión es un sistema de supresión de drones denominado Kapushon, posiblemente el modelo K-8, de la empresa rusa NPO Kilowatt. Este sistema se distingue por su diseño cupular y su capacidad para operar en un amplio rango de frecuencias. Aunque podría haberse identificado por el diseño de la cúpula de protección del equipo, hay varios modelos con la misma apariencia y que trabajan en distintas frecuencias y que son de menor calidad. El instalado en el T-90M es el penúltimo en calidad de la familia. El modelo K-8, es el que trabaja en más frecuencias de los que tienen una potencia de 20W por canal. El K-12 trabaja en un rango más y a 50W.

  • Equipo de Guerra Electrónica de un T-90M
  • Equipo de Guerra Electrónica de un T-90M
  • Equipo de Guerra Electrónica de un T-90M

El coste del K-8 es de unos 560.000 rublos, es decir, unos 5.900 euros. Un precio más que asequible si tenemos en cuenta que una de las principales amenazas de los carros de combate en la Guerra de Ucrania son los drones. Sería negligente, si su eficacia es aceptable, no dotar a todos los vehículos blindados de este sistema o similares. Eso, si la disponibilidad de componentes lo permite, debido a las sanciones.

Características del Sistema

El sistema K-8 proporciona una protección contra los drones en forma de cúpula alrededor del vehículo hasta una distancia de 300 metros. Según el diagrama, que tampoco explica demasiado, la estación también tiene la capacidad de interferir con la señal de control de los drones enemigos. Esto obliga a que el operador del dron deba mantenerse a una distancia de al menos 1.500 metros del vehículo protegido para evitar que su dron sea neutralizado. Según otra fuente, la distancia de 300 metros es para drones FPV, y la de 1.500 para drones tipo Mavic.

Equipo de Guerra Electrónica de un T-90M
Diagrama del manual del fabricante.

El dispositivo incluye un panel de control externo que se puede instalar dentro del T-90M, permitiendo combatir con las escotillas cerradas. No hay necesidad de exponerse para gestionar el sistema.

Por último, y en los pequeños detalles está lo importante, el sistema está montado bajo una carcasa con forma de cúpula reforzada resistente a impactos y condiciones climáticas adversas. Los sistemas de origen civil muchas veces no son aptos para los rigores de la milicia debido a su fragilidad. De no contar con dicha protección, su vida útil duraría lo que tardara en rozar con las ramas de algún árbol.

Este equipo de guerra electrónica puede ir en los vehículos ligeros anclados magnéticamente.

Especificaciones Técnicas

El Kapushon K-8 opera en un rango de frecuencias de 400-5900 MHz, con ocho canales de generadores de interferencias que cubren las siguientes bandas según el manual:

  1. 400-500 MHz
  2. 630-780 MHz
  3. 720-880 MHz
  4. 860-1020 MHz (canales de control de drones FPV)
  5. 1220-1360 MHz (transmisión de video FPV).
  6. 2400-2500 MHz
  7. 5100-5300 MHz
  8. 5700-5900 MHz (control y transmisión de video para drones tipo Mavic o Autel)

Conclusión

La captura de un T-90M ruso equipado con el sistema Kapushon K-8 proporcionará una valiosa oportunidad para analizar y buscarlas contramedidas a este sistema. De hecho, ya el experto en EW que publicó las imágenes solicitó que se lo enviaran para su estudio.

Los equipos de guerra electrónica, al igual que sus contramedidas, están evolucionando continuamente entre ambos contendientes. La velocidad de adaptación es crucial para mantener la ventaja. Sin embargo, no esperemos un arma milagrosa, la Guerra Electrónica degrada las capacidades enemigas, pero es muy difícil suprimirlas de manera generalizada.


Descubre más desde Analizando Conflictos

Subscribe to get the latest posts sent to your email.

Deja un comentario